Nació sin vagina y un pescado la salvó

Una brasileña, quien padece el síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser, nació sin órganos reproductivos. Por eso la joven de 23 años fue sometida a una cirugía y se convirtió en la primera mujer del mundo a la que increíblemente le reconstruyeron la vagina con piel de pescado.

El cuerpo de Jucilene Marinho absorbió la piel, que actuó como células madres y se transformó en un tejido celular parecido al de una vagina común y corriente. Tardó tres meses en recuperarse y finalmente los médicos le permitieron tener relaciones sexuales con su novio.

“Fue un momento maravilloso, porque todo pasó a la perfección. No sentí dolor, sólo mucho placer y satisfacción”, confesó Jucilene. “El sexo fue perfectamente natural, como si la abertura siempre hubiera estado ahí”, agregó. Su novio, mientras tanto, estaba tan chocho como ella.


Like
Me Gusta Me Encanta Me Divierte Me Sorprende Me Entristece Me Enoja
Like
Me Gusta Me Encanta Me Divierte Me Sorprende Me Entristece Me Enoja

MÁS NOTICIAS